Basta de voto electrónico (para mí)

goodbye, world!

Me preocupo por los peligros del voto electrónico hace unos 8 años. Como programador, siempre me hizo ruido la idea de emitir el voto usando computadoras en un sistema republicano. Por aquellos tiempos, la discusión no era fácil: los argumentos técnicos son siempre difíciles de explicar, y el «argumento de la modernidad» tenía cierto peso, ya que varios países desarrollados usaban sistemas de este tipo. Hoy he tomado la decisión de dejar de hacerlo.

A esta altura, el «argumento de la modernidad» debería haber quedado sin sustento, ya que casi todos los pioneros del mundo han vuelto a votar con lápiz y papel (y los que no, están volviendo o evaluando la posibilidad de hacerlo). Pero lejos de ser así, en la Argentina avanza la implementación de un sistema de voto electrónico.

Aunque existe una cuota de ignorantes que sigue afirmando que «el mundo vota usando computadoras», el grueso de quienes apoyan esta idea han sido convencidos de que el sistema propuesto en la Argentina simplemente no es voto electrónico. No importa que uno emita el voto usando una computadora (y no tenga manera de no hacerlo), no importa que el voto sea grabado en un chip RFID presente en la boleta de papel, ni tampoco que no sepan qué cuernos es un chip RFID ni como funciona. No importa que el mismo sistema haya sido patentado y vendido hasta hace poco tiempo como «voto electrónico». El marketing de la empresa (del que participaron políticos y periodistas) convenció a los argentinos de que, como además el voto es impreso en la boleta, «no es voto electrónico sino boleta única electrónica». «No es una computadora, es una impresora«, repiten. Le pusieron un collar a un perro, y la mayoría aceptó que ya no es un perro (y, de paso, se evitaron problemas con la ley electoral de CABA, que impide al ejecutivo introducir perros en la votación).

Votar, se vota en casi todo el mundo. Y los requisitos de «voto igual y secreto» son prácticamente universales. Y ningún país del mundo, a la fecha, ha podido mostrar un sistema basado en computadoras (con el nombre que algún departamento de marketing haya decidido ponerle) que garantice al mismo tiempo la igualdad y el secreto del voto. Pero en la Argentina, bastaron sólo unos meses de campaña publicitaria para convencer a la mayoría de que somos pioneros, envidiados hasta por Alemania (y no sólo en los índices de pobreza). Siempre es fácil convencernos a los argentinos de que somos los campeones del mundo en algo, no importa lo que indiquen los resultados de los tests PISA.

El sistema Vot.Ar lleva unos 7 años de desarrollo, pero fue usado en Salta y en CABA en la totalidad de las mesas recién en las elecciones de este año. Se trata de un sistema de voto electrónico con respaldo en papel (como el usado en Venezuela), que incorpora la «novedad» de almacenar el voto en un chip RFID (como el sistema que fue descartado hace algunos años en Israel). Todos están felices, sobre todo, con la experiencia reciente en CABA: la gente votó «fácil y rápido» (si lo dijo hasta Tinelli). Se encargó una auditoría a la UBA, con un costo de $1.500.000, que no encontró ningún problema relevante. Y hasta la Defensoría del Pueblo de CABA acompañó y aplaudió el uso del sistema.

Los que sí encontramos problemas relevantes (varios y de varios tipos) fuimos unas pocas personas que, con limitadísimos recursos, dedicamos nuestro tiempo, recursos técnicos y dinero (por ejemplo, 10 días en CABA que todavía me duelen en el bolsillo) en indagar tanto como fuera posible (porque nadie nos facilitó nada) de qué se trataba la cosa. «Ataque multivoto», una segunda computadora oculta y no auditada, problemas con los certificados SSL (que le valió una causa penal a su descubridor), formas indetectables de comprar votos, entre otras cosas. Todas cosas de geeks. Pavadas, seguramente, porque ningún medio se hizo eco del asunto, ni informó de la gravedad de estos problemas. Es que seguro no era para tanto (qué se puede esperar de algo gratuito).

Boleta única de papel, como usa la mayoría de los países desarrollados. Como votan hoy alemanes, holandeses, británicos, finlandeses, irlandeses y varios más que, habiendo intentado votar con computadoras, han caído en la cuenta de que es peligroso, costoso e innecesario. Y un sistema de publicación de telegramas y datos cargados por mesa en el acto (y no un par de días después), con una API pública y documentada (¿qué será una API, no?). Proponga esto y, dependiendo del distrito, será acusado de radical por los peronistas, de peronista por los radicales, de socialista por ambos, de macrista por los kirchneristas y viceversa. Y, cómo no, de «atrasado y anti-tecnología». O de estar arreglado con alguna papelera (como si la «única» requiriera de más papel que la «electrónica»).

Anoche lo dijo Macri: hasta Venezuela tiene un sistema mejor que el nuestro. Y hoy lo reafirmó el periodista Joaquín Morales Solá: «Yo estoy envidiando el sistema electoral de Venezuela, tiene un sistema más moderno que el nuestro». Pues bien, está visto que el grueso de argentinos quiere tener un sistema como el de Venezuela (o Brasil, o India, o Filipinas). Un sistema que de ninguna manera sería aceptado por la inmensa mayoría de los países desarrollados (algunos de los cuales tienen elecciones tan complejas como las nuestras), no importa con qué nombre atractivo lo bauticen. Pero nosotros, argentinos…

En esta situación, no es sano pararse en las vías. El tren del «sentido común» de los analfabetos digitales es muy pesado. Y el del marketing (y su abultado presupuesto), ni qué decir. De los políticos ya se sabe que no se puede esperar demasiado: los pocos que no son corruptos no suelen tener muchas luces. De los periodistas, hubiera esperado un poco más que calificativos como «jodido» o «fascista», al pedirles que se informen antes de intentar informar. Lo dicho, dicho está: mis artículos sobre el tema en este blog, alguna que otra colección en Storify, videos en Youtube, alguna nota periodística. Salvo conversaciones persona a persona, me retiro de esta pelea.

Algunos dirán que me ganaron, otros seguramente que vendí mis servicios a alguna parte interesada (la gente siempre dice muchas cosas). Lo primero de ninguna manera es cierto. Lo segundo, el día que se implante el voto electrónico, quizás lo sea. Ya que todo el mundo dice que es una gran cosa, no estaría mal recuperar algo del dinero malgastado en tratar de que Argentina no se convierta en Venezuela.

Actualización

Hoy, 1 de septiembre de 2015, volví a escribir sobre voto electrónico. Porque no hay mejor forma de hacerme abrir la boca, que tratar de cerrármela.

Dejar un comentario?

48 Comentarios.

  1. Qué pena de humanidad. Te llaman «loco» si no sigues el «sistema».
    No saben que nosotros, los locos, somos realmente los únicos pocos cuerdos que quedan.
    Te entiendo, yo he tenido que abandonar varias iniciativas porque era como luchar contra molinos de viento. Además me costaba el dinero… y la salud.
    Gracias por intentarlo.

  2. El tiempo te dará la razón.
    Por el bien de todos espero que no de la peor manera: quedó demostrado que puede replicarse lo sucedido en Tucumán pero con una votación electrónica.

  3. Cordobés…para algunos nos ha servido todo tu laburo para dudar, primero, y después de convencernos, para hacer que otros al menos empiecen a informarse (lo digo por gente cercana). Muchas gracias.

  4. Es una pena pero es tu decisión. Las bolas pueden estallar, a veces.
    En mi caso, con más años, sin tu formación y conocimientos, todavía tengo voluntad. Quizás porque no me choqué lo suficiente.
    Espero que, como decís en la entrada, quedes como «consultor en la sombra» o algo así.
    Si tenés ganas, tiempo y te parece, te pido que expliques cómo sería lo de la API para publicar los datos en el acto. Me dijiste que en 140 imposible. Obvio.
    Gracias por todo.

  5. No te conozco hace mucho, pero creo que sabés que lo siento. Porque sé de tus esfuerzos y también sé que tenés hinchadas las pelotas de arremeter contra molinos de viento.
    Resulta tremendo combatir contra algo que involucra negocios que se miden en miles de millones de pesos.
    Por un lado me da bronca tu «retiro». Por el otro pienso que te va a dar algo de tranquilidad.
    Intuyo que vas a volver sobre el tema, cuando se te pase la mufa. Pero no hay apuro.
    Nos seguimos «hablando» cordobé.
    Abrazo

  6. María Victoria

    Desde 2013 en Salta usamos el voto electrónico y la verdad es una garantía al menos para nos. Soy militante Radical en Tartagal y en las elecciones de mayo 2015 tuvimos nuestra más reciente experiencia en voto electrónico. La garantía a mi criterio? Vas votas, se imprime tu voto. Al momento del recuento cuando estamos los fiscales de mesa o generales, sólo se cuentan votos impresos. Votos que no tienen impresión no se cuentan se dejan observados. El fiscal se retira con su certificado de escrutinio y lo va enviando. 20 hs en nuestro comité teníamos el resultado de todas las mesas. Cuando vas a la web consultas es el mismo resultado. Con el voto electrónico cortas la cadena del clientelismo político. Aborígenes acarreados como ganado en camiones que traen a votar, a los cuales les retienen DNI e intimidan y entran con su sobre ya preparado.con el voto electrónico, te quedas admirado de ver como gente analfabeta vota con tal rapidez. La verdad para mi es mucho mejor que el voto papel.

    • María Victoria,
      Con mucho respeto, si solo cuentan votos impresos, ¿cuál es la ventaja sobre la boleta única en papel? ¿Un par de horas menos de trabajo/espera cada dos años?
      Sin hablar de los riesgos asociados al uso de toda computadora, en mi opinión esa ventaja por si sola no justifica siquiera asumir un gasto mucho mayor que el de un sistema de boleta única en papel, gasto asociado a la compra de todas las máquinas y el soporte/mantenimiento que requieren (antes, durante y después de las elecciones). ¿Alguien informó cuál es la vida útil de éstas máquinas? ¿Cada cuánto deberán ser renovadas? Seguramente deberán renovarse todas juntas y a un proveedor monopólico Si muchos piensan que los monopolios son la causa de la mayoría de nuestros problemas, no debiéramos generar otro, y mucho menos en este tema.
      Un abrazo Javier, entiendo tu hartazgo. A utilizar esa enorme capacidad tuya en proyectos personales y familiares, nosotros no merecemos 1 minuto más de tu esfuerzo.

  7. María Victoria

    No hay que tener tanto miedo. Al menos aca ya superamos esos temores.

    • No superamos nada. ¿De que estás hablando? La mayoría de la gente voto sin conocer estas cosas, solo sabiendo el procedimiento, pero no lo que hay detrás. De los que sí conocíamos estos peligros, algunos optamos por votar igual. Otros, no. Pero de ninguna manera se superó el temor a algo que no se conoce.

    • Todos los días, a millones de personas, le entran virus o cualquier programa de spyware a la pc, a la tablet, al teléfono y vos estás diciendo que confías que eso no se puede hacer con el voto electrónico? Que no puede ser manipulado? Y encima este voto electrónico es auspiciado por políticos inescrupulosos.
      No es cuestión de tener miedo, es cuestión de reconocer que te pueden ROBAR (e identificar) TU VOTO asignándolo, mediante un programa informático que no se puede controlar, a un candidato que no votaste.

  8. Gracias por el compromiso. El tiempo invertido en ello no fue en vano. Muchos te leímos y seguimos. Entiendo el desencanto. Saludos 😕

  9. Ante todo agrdecerte Javier el laburo que te has tomado y los dinerillos gastados ( al pedo ?) si te sirve de consuelo somos muchos a los que nos has abierto los ojos y la cabeza.Todo lo que has hecho ha servido, quien lo quiso ver lo habrá visto y quien no que se joda.Quedate con la mas absoluta tranquilidad de conciencia de haber hecho lo que corresponde .Un abrazo. Creo que quedamos unos cuantos que en el boca a boca vamos desparramando tu msje y todo suma !!!!

  10. Me parece que en el último párrafo te equivocaste «lo primero» y «lo segundo»

  11. Sin dudas hace años venís haciendo tremendo laburo, Javier. Tuve la suerte de asistir a las dos últimas FLISOL donde hablaste. El tiempo nos va a dar la razón a los que luchamos contra el voto electrónico, lamentablemente me siento un poco como vos y lo que uno percibe es que hay tanta guita atrás que terminamos perdiendo. Ojalá me equivoque.

    Abrazo.

  12. Vamos, che! Un día malo lo tiene cualquiera. ¿O tanto te preocupa lo que opine el salame con buena imagen de Novarecio? El voto electrónico es cool y muchos de estos payasos que lo apoyan lo hacen para no quedar como anodinos. Hay que seguir machacando con la información hasta que se conozca masivamente.

    Abrazo.

    • El problema es que los medios están de acuerdo en que se implemente el voto electrónico, un móvil en un bunker partidario esperando el escrutinio definitivo durante horas les genera muchísimas perdidas de guita, si todo es más rápido (a cualquier costo) reditúa en menor gasto, o sea, mayor beneficio. Por eso es «cool» para los periodistas, porque imaginate que ninguno se va a poner en contra de su «patroncito».

  13. Un fuerte abrazo, es importantísimo tu aporte. Como decia alguien antes, un dia malo siempre está a la vuelta de la esquina. Espero seguir leyendo tus posteos, que ni el voto electronico ni la religion puedan con tu activismo.

  14. Javier, ahora a luchar desde las trincheras, estuviste mucho tiempo en la primera línea mostrando todas las falencias (y falacias) de este sistema. Te agradezco un montón por todo el laburo hecho, a vos, a Beatriz Busaniche, a Alfredo Rezinovsky y muchos otros más por brindar toda la información sobre el voto electrónico. Ahora vienen por nosotros, una ley provincial en Mendoza establece la implementación del voto electrónico (ya «experto$» vinieron a profetizar sobre sus beneficios). Veremos cómo nos va… yo sigo alertando como puedo, sobre todo con el boca a boca, abriendo los ojos de los que tengo cerca. Espero poder hacer algo a tiempo.

    Saludos.

  15. @MM15_ChauScioli

    Una pena pero te entiendo, luchar contra esta masa de analfabetos digitales (y la de los que entienden pero les conviene que se produzca el fraude) es muy pesado. Mil gracias por todo tu esfuerzo. Saludos!

  16. No, fascista no, sos ultrafascista y te crees un ser superior descalificando a todo aquel que «osa» contradecirte algo.

  17. Es una lástima pero lo entiendo, tiene que ser muy difícil llevar adelante esta pelea casi en solitario.
    Que le sirva de «recompensa» saber que a muchos, cómo en mi caso, nos abrió nuevas perspectivas sobre el tema. Lamentablemente cuando los «modernos» se den cuenta será demasiado tarde porque va a querer decir que se descubrieron algunas de las trampas del sistema.

  18. Juan de la Fuente

    Solo te puedo decir gracias, por intentar evitar que nos hundamos más como país. Me duele verte cansado ya que siempre fuiste una persona confiable y de gran capacidad en el tema, pero es sumamente entendible. Espero que aunque sea esta última Nota llegue a leerse, por lo pronto los que te bancamos en esta lo reproducimos. Saludos y gracias Javier por tanto

  19. En todo de acuerdo. Los políticos que apoyan el voto electrónico simplemente son o ignorantes o cómplices de facilitar el fraude y vulnerar cualquier manera de auditoría y registro. No de extrañar que el voto no obligatorio le siga… Gracias por tu esfuerzo cívico. Tal vez deberías convocar a manera de ciber-comando un grupo que te apoye en la causa y en otras elecciones continúe la auditoría social. Ya viendo lo que pasó en Tucumán, sabemos que no alcanza con detectar la trampa. Hay que movilizarse!,
    mis respetos.

  20. Guillermo Melian

    Javier gracias por haberme enseñado acerca de este sistema, es una pena que no sigas adelante pero te entiendo, al menos para los que no entendemos de computadoras podemos argumentar lo que aprendimos aquí o simplemente decir que no es posible para un ciudadano común fiscalizar este sistema, me quedo una duda acerca de cómo cargar los datos agilmente con la boleta única de papel, ojalá en alguna próxima entrada puedas explicarnos. Gracias capo.

  21. Juan Manuel Altamirano

    La verdad es que es una pena verte dejar el tema, ya que
    tenés siempre la razón de tu lado.
    Bien sabemos todo lo que se que se intenta ocultar
    adentro de todo este negociado del voto electrónico.

    Un abrazo y hasta siempre.

  22. Red SER FISCAL ‏@SerFiscal
    #BoletaUnicaPapelYA Sobre la Conferencia de prensa que daremos hoy:
    «Un esfuerzo de los líderes políticos y… http://fb.me/EI0LGWRZ

    @SerFiscal que presenta hoy iniciativa para que en #elecciones octubre se use #BoletaUnica de papel

    A seguir informando Javier!!!

  23. Una lastima que se retire de esta lucha uno de mis mayores y mas claros referentes en este tema.

    Por lo pronto yo voy a seguir empujando esta montaña.

  24. Hace una pila de años había un periodista que tenía un cartel a sus espaldas en su programa de tele: «Prohibido criticar sin proponer».
    Es probable que lo que falte para que se desista de una vez del siniestro voto electrónico, sea dar una alternativa simple y segura que tal vez pase por la boleta única de papel.
    ¿No tenés ganas de aprovechar toda la experiencia y conocimiento que has adquirido en este tema para ayudar a diseñar algo realmente piola?
    Me da mucha pena que todo tu esfuerzo no termine en un triunfo para toda la sociedad.

  25. Los demas perdimos a un grande. La verdad que nos diste
    buenos argumentos para oponernos a estos mismos que como
    siempre se ocupan de mansillar el honor del pueblo y siempre
    ganan oportunidad de esconderse en las sombras.

  26. Agustín Pisani

    El maniqueísmo tiene necesariamente que terminar en una disociación, difícilmente en una convergencia.
    Las vulnerabilidades del voto electrónico, solo pueden ser negadas por aquellos que buscan sus verdades en un programa de TV o en «una página web»
    Estos sistemas de voto electrónico, no ven en el corto plazo un camino a solucionar sus falencias. Mismas estas, que no solo resultan vulnerabilidades de probable trato aleatorio, sino que son fácilmente direccionables hacia un resultado deseado.
    El caso de la BUE tiene, sobradamente demostradas, vulnerabilidades. Estando a su favor, que dichas vulnerabilidades (por ahora) no han demostrado poder ser direccionadas en magnitudes que afecten la decisión del electorado por encima de lo que un error aleatorio provocaría. Cosa que no exime al sistema BUE de culpa y cargo de mejora.
    Brega a favor de la BUE, que los «aparatos partidarios de fraude» aún no han naturalizado el aprovechamiento de las vulnerabilidades. Por lo tanto, no es que la posibilidad no exista sino que es cuestión de tiempo para que sea un arma contra la salud del acto electoral. Tenemos unas pocas elecciones por delante para que «los muchachos» le encuentren la vuelta. No me preocuparía por el hoy, en el caso de la BUE; si no fuera que siempre es más fácil engañar a un hombre que hacer que admita haber sido engañado. Por lo tanto, me preocupa que el sistema se implemente y luego haya que invertir la carga de la prueba para destronarlo de la creencia popular. Hoy, prefiero decir que no es un sistema maduro como para ser incorporado definitivamente ó usado en más de dos o tres elecciones, con ciertas precauciones que no vienen a cuento ahora.
    Lo indudable y que no tiene ningún tipo de argumento en contra, es que la BUP (Boleta única Papel) garantiza los derechos del votante y mejora los sistemas de control previstos por el Código Nacional Electoral, en comparación con el sistema de múltiples boletas.
    A parte quedan los argumentos de economía papel, procedimental, logística, etc. que vienen como ornamento a lo sustancial del sistema BUP.

    El uso propagandístico, electoralista, circunstancial, del atributo de modernidad que pretenda jerarquizar cualesquiera de los sistemas; es tan absurdo como creer en las ventas multinivel ó la verdad de la internet.

    Retomando, creo que para la política no existen absolutos, todo es relativo. No por que lo pretenda así el político, sino porque está obligado a consensuar. En ese consenso deja, muchas veces, gran parte de la verdad, lo justo, lo exacto; en aras de la convergencia.
    No estarían allí si no fueran capaces de relegar sus convicciones. Más aún si ellas retribuyen votos.

    Mi postura entonces tiene algo de política; en relación a lo meridiano de las posturas a adoptar.
    Veo inviable y fácilmente degollada la idea del voto electrónico. Asumo que la BUE ya es un hecho en algunos lugares y que hay que trabajar para anticiparse al uso direccionado de sus vulnerabilidades. Creo firmemente que la BUP es la alternativa que debe estar lo más pronto posible implementada; dejando que por si sola madure en su aceptación pública y partidaria.
    Cuando digo lo más pronto posible, es en octubre próximo. No existe impedimento legal para esto, y las recomendaciones de la CNE son unívocas y numerosas. Además de contarse con el tiempo material suficiente para su implementación.
    El escollo político de los «aparatos de fraude» solo pueden ser desbancados por la ambición del rédito electoral. Es claro entonces que solo la clama popular puede llevar, al «oportuno» político, a hacerse portador de la sanación de los males perversos del sistema actual.

    Por más tercermundista que parezcan las expresiones del pueblo tucumano, han abierto una brecha que puede ser aprovechada para insertar un cambio radical en el sistema de votación.

    Pero el clamor se acallará; así que el momento es este, y debe ser aprovechado.
    Quizás lo que más falte, sea la habilidad para plantear en los espacios de poder oficialistas, la idea de la justa batalla, como un reto a los candidatos que deben lograr otro mérito además del ser entenados partidarios.

    He leído críticamente cada una de las publicaciones hechas en la cta. y siempre me ha quedado en claro la pasión por la verdad causal. Agradezco haber contado con toda la información que ha reunido.

    Saludos

  27. El voto electronico es tan vulnerable como el voto con papel actual, o la boleta unica que proponen como alternativa. En las ultimas elecciones de tucuman, se demostro que algunos datos fueron cambiados en el correo mismo, cambiar un par de bytes por ahi daria un poco mas de trabajo, o al menos no estaria al alcnace de cualquier gil, la ventaja es que podria pasar desapercibido. Creo que mas que deshacerse del voto electronico habria que deshacerse de los reyes de la trampa (lease peronistas), hasta tanto, ninguna opcion dara resultado. Cualquiera que diga que «Todo lo que corre en una computadora es vulnerable», tiene razon, no hace falta que sea programador o enfermero.

  28. Gracias, muchas gracias Javier!!

  29. Javier es para mi un honor y deber escribirte, agradecer tu lucha como la de otros argentinos de bien estamos dando en todo nuestro pais. Sentite acompañado.no estás solo. Tené en cuenta que juntos somosmás fuertes. Cada uno en su territorio tiene quedar la batalla por perfeccionar el voto en soporte de papel que tiene valor documental. Es lo más seguro, sienpre te queda la oprtunidad del recuento o volver a votar en el ditrito electoral donde se hayan anulado los votos. Mi seudónico te da una idea de mi edad informática. Todo sistema informático es hackeable, Snowden Assange han revelado bastante sobre el tema. Lo cierto es que en Alemania al voto electrónico lo consideran costoso, innecesario y peligroso porque entre otras cosas no le permite al ciudadano una real auditoria para constatar los guarismosque arroja el sistema informático y tampoco garantiza la confiabilidad del transporte de los datos del comicio por la red facilitando el fraude. En Alemania al voto electrónico lo consideran inviable e inconstitucional. Lo confiable es el voto en papel. A modo de comparacion el asensor es más rápido que la escalera pero ésta es más confiable porque está totalmente inventada hace siglos. Contá conmigo y cuando quieras comunicate a mi correo, no estás solo, no bajes los brazos. Mi padre me enseñó que el que vende a su Madre es peor que el que se la compra. Yo decidí vivir en mi país y no venderlo. Siempre trataré que no vendad el país con nosotros adentro. Creo que la libertad es el bien supremo que puede disfrutar el ser humano. Solo una carga a modo de contrapeso y es la responsabilidad, cuyo correlato de compromiso veo en Vos. Abrazo

  30. Javier, gracias por el tiempo y esfuerzo invertido en esto. Nunca es en vano, y sí, es desmoralizante chocar contra tantas paredes que parecen demasiado altas para un ciudadano de a pie.

    En lo personal me tocó vivir una experiencia parecida a la tuya, reclamando por otra cosa en nada relacionada al voto electrónico, pero sí a denunciar y proponer alternativas. Tu reclamo a mí me abrió la cabeza respecto a este asunto. Soy graduado universitario, pero por ignorancia en el tema, hubiese jurado que el voto electrónico era más seguro que el tradicional.

    Una vez más te agradezco el esfuerzo y entiendo tu frustración, pero de verdad ayuda a construir ciudadanía.

    Saludos,
    José.

  31. Mónica Fernández

    Hola Javie. Me sorprendo conociéndote en este preciso momento. Dónde me había metido yo hasta ahora?
    La verdad siendo una ignorante en el tema, la situación me hizo ruido cuando justamente supe que en Venezuela se vota de esta forma… Si ellos tienen este sistema, no puede ser bueno, pensé, y leerte me lo confirmó. Veo que has tenido que recorrer un largo e infructuoso camino. Veo también, como un periodista que pensé democrático, si realmente es él, el que ha escrito más arriba, te califica de forma muy inadecuada justamente para un demócrata. Lo siento mucho.
    Yo por mi parte, me alegro de haber llegado a este espacio. En lo que a mí refiere, y desde mi humilde lugar diré lo que pienso, ahora sí convencida de que para mí el voto electrónico no es correcto.
    Saludos

  32. El link de Brasil está roto. Saludos!

  33. Echarse pa´tras solo pa tomar envión.

  34. Como el compañero Aníbal Fernández me opongo al voto electrónico. Pero me hincha las pelotas que quienes pretendan gobernar no sean capaces de convocar fiscales para cuidar sus boletas. Eso significa que han construido su «prestigio» solamente a través de apoyos mediáticos. En los países desarrollados la subjetividad de sus sociedades se organiza a través de los grandes medios. El candidato es una mercancía más que se ofrece al individuo solitario. Lógicamente a ese esquema «monopólico» en su mediación con el individuo, le molesta la organización militante; cuya lenta construcción le impide la rápida puesta en el mercado de esa mercancía «candidato» que ha fabricado, para incidir en la política. Menos transparente y democrático que el peor de los punteros, al sistema mass-media de la derecha argentina, le resulta perfecto el opaco voto electrónico ¡Y además es buen negocio! Pero de última quizás aceptaría la boleta única, finalmente todavía tienen la concentración mediática para darle una meno a sus productos.

  35. Voto electrónico: asuntos públicos, negocios privados | - pingback on 12 de julio de 2016 @10:03

Deje un comentario

NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>