Ser creyente sin ser crédulo

Aunque no coincido con sus creencias, el caso de Ariel Álvarez Valdes ilustra, al mismo tiempo, como se puede ser creyente sin ser estúpido y el régimen censurador de la Iglesia Católica.

Ariel Álvarez Valdes no era un simple curita provinciano, sino que es un reconocido teólogo católico, formado en Israel y doctorado en España, que ha publicado numerosos artículos en revistas de varios países y en varios idiomas. Desde hace unos años cometió el «error» de escribir artículos de divulgación (a un nivel popular) analizando la Biblia católica. En virtud de esto, fue censurado por las autoridades eclesiásticas y finalmente ha dejado los hábitos.

Claramente, la Iglesia Católica sigue comportándose como en el siglo XVII, cuando exigió a Galileo Galilei que se retractase por contrariar -según entendían- los dichos de la Biblia. (En honor a la verdad, algo han evolucionado. A Álvarez Valdes no lo amenazaron con torturas ni lo condenaron a prisión de por vida.) Además, es notable que la autoridad Católica le esté exigiendo que mienta, en tanto su retractación no es sincera, sino que es impuesta (y no puede siquiera hacer referencia a tal imposición).

Vamos, que lo que dice este buen hombre, no es nada que mis hijos de 9 y 10 años no sepan ya a estas alturas: que el hombre no apareció a partir de un muñequito de barro, que nunca hubo un viejito que hizo un barco y juntó animales de todas las especies que existen, que los muertos no andan apareciéndose por ahi (por santos que sean), que no hay demonios que se metan adentro del cuerpo de las personas (aunque ciertos políticos hagan pensar que sí). En resumen: una persona puede creer en la existencia ser superior, si la deja más tranquila; hasta puede creer que ese ser superior se preocupa por ella y más aún, que la «escucha» cuando le habla; pero nada de eso es excusa para ser idiota. Y tal parece que los esfuerzos de la Iglesia Católica están enfocados en que sus seguidores sean idiotas (quizás por eso insiste en enseñarles sus cuentos de hadas, duendes y demonios desde temprana edad).

Dejar un comentario?

6 Comentarios.

  1. Interesante POST. Es difícil entender el comportamiento humano, no es fácil determinar si es sólo la educación la que conduce a ser creyente a las personas. La credulidad, es cómoda. Mientras que ser creyente no lo es tanto, aunque da seguridad a muchas personas pero, a la vez, es necesario sostenerla frente a las evidencias que contradicen la creencia. La realidad es variable, la percepción muta, sólo el estar atento y abierto nos permite encontrar algo de verdad entre tanto engaño.
    Saludos,
    gab

  2. Lo gracioso es que a quien le creemos a un doctorcito o solo alguno de los mejores teólogos de la actualidad.

    http://blogdelpadrefortea.blogspot.com/2010/03/adan-y-eva.html

    Esta explicación es mas que graciosa, pero como siempre con uno que peca con eso es suficiente para el periodismo para ingresar confusión.

  3. Recomiendo ampliamente la lectura del artículo que propone Alejandro Daza. En él puede apreciarse el razonamiento de un teólogo que afirma, entre otras cosas, que:

    «Yo me puedo equivocar, la Iglesia no.»

    (¿Está acaso avalando, entre otras aberraciones promovidas por la Iglesia Católica, al «Tribunal de la Santa Inquisición y del Santo Oficio»? Increible.)

  4. Jaja muy buena la observacion sobre las posesiones, se ve que los humanos venimos con un back-door o un troyano :P.
    De todas formas, algunas observaciones:
    1) Habla de credulidad y creyente, pero esto es muy subjetivo, el se siente creyente, pero cree en un plano distinto al que vamos despues de morir… ESO NO ES SER CREDULO TAMBIEN? Como digo, esa comparacion es peligrosa porque es muy subjetiva
    2) Aca hay una incoherencia, se la mira feo a la iglesia porque le dice a un cura que corrija lo que dice, y el argumenta que lo hace a titulo personal. Pero cuando aparece un cura pedofilo, no se lo responsabiliza al cura como individuo sino que se la critica a la iglesia, en que quedamos?
    3) Me parece barbaro que puedan discernir entre creer en una religion, y la institucion que la representa. Yo creo en la democracia, pero las instituciones que la representan en la actualidad son una porqueria corrompida. Sin embargo, eso no deberia socavar mis ideas sobre la democracia.
    4) Respecto al porque la gente cree, no me parece que pase por ser credulo, ignorante, retrogrado o demas. Me parece que la clave de todas las religiones, es la idea de que trascendemos en el tiempo, de que no dejamos nunca de existir. Si hubiera una religion que afirmara que cuando morimos somos abono, no tendria ningun seguidor.

  5. Creo que el comentario de Mariano es muy acertado, sobre todo en el último punto.

  6. Hola: Realmente me parece pobre la argumentacion (independientemente de sus doctorados) y contradictoria. Por citar un solo ejemplo, pero llamativo para alguien que es teologo, respecto de la posesion demoniaca supuestamente invalidada pro el no ejercicio de dios de la misma, esta obviando una de las cuestiones mas trascendentales de la teologia que es el libre albedrío;y del resto de sus refutaciones que decir, «es imposible que llueva 9 km de agua, porque los especialistas dicen…» , bueno, por eso se le atribuye a un dios tal acción, igual con Noé y su arca; independientemente que yo crea o no, no me parece una refutacion que resista un analisis superficial.
    Me parece que la estupidez humana si existe, pero no me parece que pase por la creencia o aceptacion de un dios o alguna otra cosa por el estilo.
    German

Deje un comentario

NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>