Ser justos hasta con el Diablo

Conferencia de Aron Ra sobre el Diablo (Satanás) según el cristianismo, presentada en la SkeptOKon en Edmond, Oklahoma, en 2014.

A continuación, la transcripción completa.

Mi charla de hoy será en homenaje al Dakhma de Angra Mainyu, que es el templo satánico que demandó al estado de Oklahoma por múltiples causales de libertad religiosa. Y sé que todos en la sala probablemente sepan la historia completa, pero tengo que resumirla para aquellos que puedan estar viéndola en vídeo.

Bien, la Corte Suprema dijo que el estado no puede erigir íconos religiosos en propiedad gubernamental, y la Corte de Oklahoma dijo que eso podría hacerse si era financiado con fondos privados, así que por supuesto representantes de la derecha religiosa inmediatamente financiaron un monumento a los mal llamados… ¡ups! —ya estoy fuera de secuencia— los mal llamados Diez Mandamientos. E inicialmente… Por supuesto, cuando hicieron esto encontraron cómo evadir la ley tal como usualmente hacen. Inicialmente, grupos seculares —ateos, la ACLU, etc.— no pudieron hacer nada al respecto, sobre todo porque esto había sido apoyado por judíos, masones y católicos. Y parecería —esto es una apuesta segura— que si se permite a los ciudadanos religiosos o si se permite a los ciudadanos poner sus propios íconos religiosos, siempre van a ser cristianos, porque «todos aquí somos cristianos», ¿verdad?

Y nadie esperaba… a los satanistas de Oklahoma. Juntaron US$25.000 para erigir esta estatua de Baphomet también en el Tribunal, al lado de los Diez Mandamientos. Y el estado no sabe cómo decirles que no porque ya sentaron un precedente. Pero se pone más divertido, porque luego de que los satanistas propusieran esta estatua los hindúes propusieron una estatua en homenaje a Hánuman, el dios mono. Y hay otro grupo que también peticionó por el Monstruo de Espagueti Volador.

Pero todo esto está actualmente en suspenso por dos razones. Una: el estado está nuevamente en los tribunales con la ACLU, dirigida por un ministro bautista, meritoriamente. Sorprendentemente, parece que la única forma en que el estado puede evitar tener este y un montón de otros monumentos dedicados a las diversas religiones por todo el Palacio de Justicia es recordar lo que significa la Primera Enmienda y deshacerse de estos Diez Mandamientos. El otro problema es uno desafortunado. Ayer recibimos la noticia de que un loco inoportuno… condujo su automóvil sobre los Diez Mandamientos. Y para empeorar las cosas, el conductor confesó que era un satanista, obedeciendo las órdenes de Satanás que escuchó en su cabeza. Literalmente le dijo a la policía: «El Diablo me hizo hacerlo». También confesó estar mentalmente inestable y sin tomar su medicación. Y anoche contacté al Dastur del Dakhma de Angra Mainyu y ellos dicen que nunca oyeron hablar de este tipo. Y la madre del sospechoso que confesó dijo:»mi hijo no haría eso», —así que estoy seguro de que tienen al tipo equivocado, ¿no?— y dijo que él es un buen cristiano y todo eso… Entonces no sabemos qué es, pero sabemos cómo los medios tratarán esto y entonces… esto no va a ayudar a la imagen pública satanista en este punto y no va a ayudar tampoco a nuestro caso colectivo.

Pero como digo, vine aquí para aplaudir a los satanistas por lo que habían logrado antes de este incidente, porque obtuvieron mucha más atención de la que los ateos podrían tener. Lo mejor que podríamos haber hecho era erigir un monumento a la ciencia, y la mayoría de gente en los estados conservadores sureños no lo habría entendido. Esta escena me recuerda a Moisés rompiendo los Diez Mandamientos originales. ¿No es así? Y por supuesto la derecha religiosa dice que van a reemplazar esas tablas rotas. Y creo que deberían hacerlo tal como dice la Biblia. Para que el próximo juego hable sobre sacrificar tu primogénito y hervir cabritos en la leche de sus madres. ¿Y no es extraño que los satanistas hayan tenido la ventaja en este tema? ¡Eso nunca pasa! Entonces, el Diablo mismo envía otro de sus esbirros para frustrar sus propios esfuerzos? ¿Por qué haría eso? Es como si Satanás se contradijera tanto como lo hace Dios. «Moisés, quiero que saques a tu pueblo de Egipto, pero para hacerlo interesante también voy a endurecer el corazón del faraón. ¡Jajajaja!».

Los satanistas lo hicieron tan bien que incluso se garantizaron el derecho de celebrar su misa negra en el Centro Cívico de la Ciudad de Oklahoma. ¿Qué tan genial es eso? Y prometieron adherir a los requerimientos legales y los códigos de salud pública reemplazando vinagre o… reemplazando la orina por vinagre en algunas de sus ceremonias sacrílegas. También me gustó que 42 personas asistieran a la misa negra. La numerología judeocristiana se emociona alrededor de 40 de esto y 7 de aquello, pero los ateos que han leído sus guías obtienen un cierto gozo del número 42. Así que solo hay unas pocas docenas de satanistas asistiendo a la misa negra, pero hay 600 manifestantes cristianos afuera, algunos de los cuales habían tomado autobuses alquilados desde otros estados. Y lo hermoso fue… que eran todos de distintas denominaciones, así que tenemos a todos estos grupos cristianos dispares unidos contra un enemigo común… solo para comenzar a atacarse entre ellos por diferencias triviales de interpretación. Y es irónico, porque los satanistas en realidad están tratando de ser ofensivos y no pueden competir con los cristianos que están afuera y en la web. Hay muchos canales cristianos —todos tenemos nuestros favoritos— que no difunden más que prejuicios vitriólicos y odio reaccionario paranoico.

Y es irónico que todo esto sucediera en Oklahoma, y es irónico que yo deba estar hablando en una conferencia de escépticos en Oklahoma, porque la primera vez que estuve en este estado, por casualidad vi un cartel publicitario como éste en la banquina de la carretera. Ahora, la ironía es… que cuando conducía hacia el norte por la I-35 y vi este letrero —estaba nervioso porque, primero, nunca había estado antes en Oklahoma y esto fue exactamente lo que me dijeron que esperara, pero también porque usaba todos estos collares. Tenía un par de pináculos, un par de cristales, un par de piezas de hematita, y, por supuesto, el Mjölnir de Thor con un doble martillo de cuarzo turmalina. Si me hubieran detenido, ni siquiera me habría salvado con el símbolo de paz, porque aunque es la Runa nórdica de la cosecha, algunos cristianos me han dicho que piensan que es una cruz invertida con los brazos rotos. No bromeo. Incluso el símbolo de paz es satánico para ellos. —No es de extrañar que gasten tanto en el ejército. Estos fueron regalos principalmente de novias y demás. Esta fue una encarnación anterior de mí mismo, de hace décadas, no el hombre que ven ante ustedes hoy.

La mayoría de los oradores antiteístas con los que están familiarizados antes eran cristianos, si es que tuvieron alguna fe, esa religión en particular era probablemente el aspecto más relevante de su personalidad previa a rechazar su fe. Para mí no es así. No he creído en Dios desde que era un adolescente, y desde entonces estuve más comúnmente asociado con los espiritistas neopaganos muchos de los cuales practicaban brujería. Ahora, me han dicho que los brujos adoran al Diablo, pero todos los que conocí que se auto-identificaban como brujos dijeron que no, que esa palabra solo se refiere a devotos del politeísmo pagano. Y nunca me identifiqué como Wicca, yo era más un Jedi. Si hubiera leído el Daodejing en ese momento de la vida, probablemente me habría identificado como taoísta. Pero busqué comunidad con paganos, panteístas, druidas, etc., porque estaban reclutando y porque compartían algunas de las creencias que yo tenía en ese momento. Una vez creí que toda vida estaba infundida de una fuerza vital —como una fuerza de vida, un espíritu vivo— algo que fusionaría el mundo material con un inframundo etéreo, como una conciencia colectiva de una biósfera. Y creía que los poderes psiónicos como la telepatía y la telequinesis y la proyección astral eran posibles gracias a esto.

Ahora, antes de juzgarme, recuerden que realmente no había mucho movimiento ateo o escéptico allá por la década de los ’80. Pueden ver todos los episodios de Star Trek, notarán que casi todo el mundo creía en algo sobrenatural. Entonces, cuando alguien protestaba por la imposición de la derecha religiosa, se identificaban como paganos, o se identificaban como satánicos. En cualquier caso, ibas al mismo peluquero. Ahora… levanten sus manos. ¿A cuantos de ustedes les ha dicho algún cristiano que en realidad creen en Dios, pero lo odian? ¡Esos son los satanistas, no los ateos! Los cristianos no pueden distinguirnos. Para ser justos, los ateos tampoco pueden notar siempre la diferencia. El satanismo es más bien como el budismo: algunos budistas adoran al Buda como dios, otros no. Lo mismo pasa con los distintos tipos de satanismo. Y los satanistas que conocí no creían en Dios o en el Diablo, no eran intelectuales educados, eran como estos tipos, eran ateos que no sabían lo que era un ateo —nadie sabía qué lo que era un ateo por aquel entonces— solo sabían que había algo realmente mal con la religión y querían estar tan lejos del cristianismo como fuera posible, y el satanismo era la única etiqueta que conocían que los pondría en el lado opuesto.

A todos nos han dicho que los ateos no creen en nada, como si fuéramos todos nihilistas, como si no creer que cosas imaginarias son reales fuera lo mismo que no creer que nada es real, incluidos nosotros mismos. O… nos dijeron que los ateos rechazan cualquier posibilidad de que exista algo que no se pueda probar —algo que no creería ninguna persona razonable. Es como cuando Oprah dijo que no puedes ser ateo si experimentas asombro y admiración, como si ella supiera algo al respecto. El problema es: si todos siguen repitiendo la misma mentira, sistemáticamente, por décadas, la gente lo creerá. Fui ateo durante 15 años, antes de saber lo que significaba esa palabra y que se aplicaba a mí. Carl Sagan vivió toda su vida sin darse cuenta de que él también era ateo. Porque él y yo fuimos alimentados con la misma mentira. Nos dieron definiciones de ateísmo que no solo eran falsas sino muy estúpidas.

La mayoría de los ateos se refieren a sí mismos como agnósticos, en cambio, y cualquiera que se autodenomine agnóstico hoy… es ateo. Simplemente no usarán esa etiqueta, porque han sido condicionados para aborrecerla. Mentir a los ateos sobre lo que es el ateísmo, y ensuciar esa etiqueta de forma tal que la mayoría de los ateos se nieguen a usarla, es una de las más exitosas campañas de supresión de la derecha religiosa, porque mantiene nuestra demografía realmente baja en las encuestas. Y el hecho es que si no crees que hay un ser mágico antropomórfico, inmortal, espiando secretamente cualquier cosa que hagas… entonces eres ateo. Incluso si eres agnóstico al respecto, sigues siendo ateo. La mayoría de los ateos son agnósticos. Puedes ser un teísta agnóstico o un ateo gnóstico, pero al revés es mucho más común. Tristemente, ser ateo no necesariamente significa que seas un sabio académico erudito, o que seas un apistevista escéptico racional. Algunos ateos pueden creer en otras formas de supercherías sobrenaturales pero simplemente no en Dios, porque es lo único a lo que se aplica la definición. Una creencia es una convicción. Y una falta de creencia es una falta de convicción. Entonces, si no estás convencido que una deidad concreta realmente existe… eres ateo. Realmente es así de simple, y no hay término medio aquí. Ya sea que estés convencido o no, y sea que te guste o no, si no puedes profesar una creencia en Dios… entonces la «palabra A» se te aplica.

Pero no lo sabíamos en ese entonces. Nos dijeron que los ateos eran adoradores del Diablo y que si no creías en el dios cristiano entonces eras aliado de Satanás. A menudo he escuchado a gente decir que si no viene de Dios, es del Diablo. Y cuando era un muchacho… todo era del Diablo. Sexo, drogas y cualquier cosa que sabía bien o se sentía bien o hacía la vida interesante o divertida, el Diablo la había hecho. Entonces… escuchamos lo que nos dijeron era la música del Diablo y vendimos nuestra alma a cambio de rock and roll. Esa es mi historia. Aunque no creo en Satanás, he sido acusado reiteradamente de adorarlo porque… iba «Corriendo con el Diablo», en la «Autopista al Infierno» y «Violando la ley», «Sin remordimiento». Pero peor que eso… Peor que todo eso es que por aquellos días… jugué «Calabozos y Dragones» (Dungeons and Dragons). Para cualquiera que no entienda ese chiste —posiblemente los que ven el vídeo— hubo un tiempo en que la derecha religiosa persiguió a los nerds de D&D advirtiendo que si jugabas este juego te convertiría en aliado de Satanás.

Como pueden imaginar, la crítica que recibo de los cristianos hoy rara vez supera mi apariencia, de acuerdo a sus típicos estereotipos intolerantes y límites de ingenio de nivel de jardín de infantes. Pero aplicaron esta misma generalización a todos. Por ejemplo, este es mi amigo Jerry DeWitt. Fue el primer participante en The Clergy Project, lo que ahora es una larga lista de pastores que se dieron cuenta de que ya no creen en todas estas tonterías indefendibles. Pero… Jerry todavía cree en la comunidad y el compañerismo. Incluso si no puede fingir que hay un dios, todavía hay gente, y la gente necesita gente, y eso es lo de Jerry. Pero cada vez que alguien se da cuenta de que el emperador no tiene ropa, los crédulos reaccionan yendo en una cacería de brujas. Especialmente en Louisiana, así que hace unas semanas Jerry comenzó a recibir «correos de odio». Y no sé si pueden leer en la parte superior, dice que Jerry tiene la capacidad de alejar al único Dios verdadero. Imaginen a Max von Sydow en «El exorcista» diciendo: «El poder de Jerry te obliga». Si creyera en Dios, y creyera que Jerry podría alejar a Dios, yo no le enviaría «correos de odio». Pero lo hacen, y en realidad dicen —en la carta— que si él no permite que el amor de este correo de odio se difunda, si no aprende a amar a un déspota despreciable que condena a todos, o si no simula creer tonterías contradictorias atribuidas a un ser imaginario, entonces el trabajo tan misterioso de Dios será hecho por estos perdedores anónimos en Louisiana. Porque Dios no puede hacer nada por sí mismo. Es tan patético que necesita la ayuda de esbirros supersticiosos que ni siquiera pueden escribir a un nivel de octavo grado. Incluso le dijeron que no acuda a la policía, y creo que tal vez sospechan que la policía tiene «carros de hierro». El punto es que Jerry no… Ellos saben, saben que Jerry no cree en Dios o en el Diablo, sin embargo, todavía lo acusan de ser un satánico adorador del Diablo.

Y eso es porque el Diablo puso toda la evidencia allí para engañar a los hombres haciendo que no crean en Dios, ¿verdad? El mayor truco que el Diablo hizo jamás fue convencer al mundo de que no existe. Un creacionista me dijo que si mi argumento comienza a tener sentido es solo porque el Diablo está hablando a través de mí, porque él es el Señor de las Mentiras. Otro me dijo que si yo no creía en el Diablo eso significaba que lo adoraba. Le dije «¿cómo te imaginas?» Él dijo «bueno… el Diablo es mencionado en la Biblia, y la Biblia es la palabra de Dios, así que si no crees en la Biblia no crees en Dios y Dios dice «o estás conmigo o estás contra mí», así que si no crees en Dios, eso significa que crees en el Diablo, adoras al tipo en el que no crees». Le dije que tenía un intelecto vertiginoso, y luego dije: «tampoco creo en el Pato Lucas, ¿eso significa que también lo adoro?».

Entonces, si no crees en la Biblia, no crees en Dios. Eso no solo se aplica a los ateos, eso significa que… si crees en cualquier otro dios además del dios cristiano vas a conseguir el mismo trato. Incluso he visto cristianos referirse a los musulmanes como ateos, porque si no creen en su dios es como si no creyeran en ningún dios en absoluto. Y según los cristianos cualquier otra religión de alguna manera es guiada por el Diablo. Llevé a mis hijos a un templo cristiano —oh, perdón— a un templo de Krishna porque quería que supieran que hay el doble de hindúes en el mundo hoy que cristianos protestantes, y al día siguiente estábamos en una pequeña tienda que vendía incienso, esperando en la caja, y les señalé a mis hijos: «miren, ese en el paquete es Krishna», y alguien que estaba en la cola dijo —ella quería saber de qué estábamos hablando, y tan pronto como se dio cuenta de que hablaba de otra religión, levantó sus manos y dijo: «si no es de Jesús, es del Diablo». Y eso es lo que enseña su religión.

Esta es una página de uno de esos ignorantes y fanáticos tratados religiosos que la gente pone debajo de tu limpiaparabrisas. Como pueden ver dice que Satanás creó a todos los dioses de la India, lo cual es un buen truco considerando que el hinduismo es la religión más antigua en práctica continua, anterior a Satanás y a la religión de la que proviene. Los Textos Védicos son anteriores incluso a los libros más antiguos de la Biblia y lo mismo vale para los dioses de Grecia, Egipto y el Oriente Próximo. Hubo un tiempo en el que nadie creía en el Cielo o el Infierno, el Dios judío o el Diablo cristiano. En cambio, muchas de estas religiones más antiguas, incluyendo las religiones del antiguo Israel, creían que cuando alguien moría su alma descendía al inframundo de los muertos, y todas parecen tener la misma idea. Aquí lo vemos representado por una interpretación moderna de Plutón —también conocido como Hades— excepto que los griegos no consideraban a Hades como un señor del mal, era solo el gobernante del reino menos glamoroso. Todavía no era un lugar de juicio, no importaba quién eras o cómo viviste, todos iban al mismo laberinto en el inframundo. Entonces, cuando las Escrituras hebreas se tradujeron al griego, por el año 200 a. C., la palabra «Hades» se cambió por «Sheol», y la «Tierra de los muertos» se convirtió en la «Tierra de los muertos malvados».

Pero la primera representación de lo que sería el concepto moderno del Infierno fue la versión sumeria del Reino de los muertos. Se creía que la gobernante de este dominio era Ereshkigal, diosa de la oscuridad, la tristeza y la muerte. Y se decía que era terriblemente malvada, pero de alguna manera su reinado fue derrocado por Nergal, dios de la guerra y la pestilencia. A través de un extraño conjunto de circunstancias, Nergal nació en el Reino de los muertos y eventualmente violó a Ereshkigal, tomándola como su esposa, porque así fue como se hacía en ese entonces —la violación era un preludio del matrimonio, y ese es el tipo de moralidad de pacotilla que logró colarse en la Biblia. Finalmente, Nergal fue representado como juez de las almas muertas y así tenemos los primeros indicios del tormento de la bestia en el pozo. Pero ninguno de estos personajes son lo mismo que Satanás, el Diablo.

Entonces, ¿de dónde provino este personaje? Porque cada vez que miro estas imágenes antiguas —todas ellas contradictorias— me da la impresión de que alguien simplemente inventó esto. Recientemente publiqué videos de David Fitzgerald y Richard Carrier —ambos historiadores, estudiosos de la Biblia y expertos en mitología antigua— que dicen que Jesús nunca existió. Y el mes pasado testifiqué ante la Junta de Educación del Estado de Texas en el sentido de que Moisés evidentemente nunca existió tampoco, que claramente era un compuesto adornado de cuatro personajes antiguos. Me temo que tengo que decir lo mismo sobre el Diablo cristiano. Por ejemplo, sabemos que Beelzebub, —El Señor de las Moscas— es una bastardización del Nuevo Testamento de Ba`al`Ze`Bul —el Señor en las Alturas— patrono de la ciudad de Ugarit alrededor de 1500 a. C. Los estudiosos reconocen que esta fue una distorsión deliberada de su nombre. Sabemos que sucedió, y sucedió mucho. Por ejemplo, a los cristianos les gusta decir que Lucifer era un ángel caído, pero esa historia es una interpretación equivocada adaptada accidentalmente de otra cultura.

Isaías 14 no hablaba de Satanás, estaba criticando la astrología babilónica, en la que el planeta Venus —también conocido como la estrella de la mañana— jugaba el rol de un destacado dios pagano llamado Athtar, o Helel bin Shahar —el nombre se traduce como Lucifer. Jesús también era conocido como Lucifer —el portador de la luz— y una de las denominaciones cristianas más tempranas fueron los luciferinos. Pero en este caso, Lucifer se refiere a un príncipe rebelde, el hijo de Shahar —el amanecer— hermano de Shalim —el anochecer. Ellos son los hijos gemelos de El. Y eso hace… El es el dios original del pueblo semita, típicamente personificado como el Sol. Y esto significa que Lucifer es el nieto de Dios. También tenía docenas de tíos, ninguno de los cuales se llamaba Jesús. Oh… «¡Cómo has caído del cielo, oh lucero de la mañana, hijo del alba!» La parte más importante de teología cristiana acerca del Diablo se basa en este pasaje, ¡y se equivocaron de tipo!

El problema es que los cristianos muy a menudo leen en la Biblia cosas que no dice, y luego no leen lo que sí dice. Es como si leyeran entre líneas y luego no leyeran las líneas. Por ejemplo, en ninguna parte la Biblia dice que la serpiente del Jardín fuera algo más que una serpiente. Cristianos dirán que Revelaciones 12 nombra a Satanás como «aquella serpiente antigua», pero no dice que sea «esa» serpiente antigua, ¡no la del Jardín! Jesús se refirió a los fariseos como una «generación de víboras» y de la prole de Satanás. ¿Eso significa que eran esa serpiente antigua también? Y si es así, ¿por qué no andaban arrastrándose sobre sus vientres y comiendo polvo, de acuerdo a la maldición del Señor? Si se suponía que la serpiente en el jardín era Satanás, entonces la Biblia debería decirlo justo allí, en el primer libro del Antiguo Testamento, pero la primera pista que tenemos de eso no es hasta el último libro del Nuevo Testamento, que fue escrito en otro tiempo, en otro lugar, en otro idioma, por personas con un sistema de creencias completamente distinto, no el cristianismo, ni siquiera el judaísmo.

Las fábulas en Génesis llegan a nosotros de los mitos mesopotámicos. Y la serpiente del Jardín y muchos de los otros elementos de Génesis 3 aparecen por primera vez en la Epopeya de Gilgamesh, donde Gilgamesh va caminando por el jardín sagrado y se encuentra con… la doncella oscura Lilit, y ella vivía en el árbol prohibido con una compañera que era «la serpiente que no podía ser domesticada». Y eso le da otra vuelta a la mitología. Así como los cristianos de hoy comúnmente asumen que se supone que la serpiente era Satanás, los cristianos en la Edad Media a menudo confundían a la serpiente con Lilit. ¿Quien es ella? Ella fue la primera esposa de Adán —según la leyenda talmúdica. Y una de las historias es que Adán y Lilit fueron creados simultáneamente —como iguales— y ella quería permanecer igual y Adán quería dominarla, sin embargo… Lilit sabía el nombre secreto de Dios y esto le dio la habilidad de volar, y así ella escapó del Jardín del Edén. Y luego, se rumorea que ella aparentemente regresó al Jardín, encontró a Adán con la mujer más joven y luego adoptó la apariencia de una serpiente. Y pensamos esto porque en prácticamente cada representación de esa época la serpiente es representada como una mujer.

Este es de un manuscrito del siglo XV. Aquí hay un par más del mismo periodo A veces solo se ve la cabeza de una mujer. Y esto proviene de todas las fuentes principales de la época. Duc de Berry la representó como una naga —mitad mujer, mitad serpiente—, Rafael hizo lo mismo y Hieronymus Bosch convirtió su serpiente en una dama lagarto. Estos eran hombres religiosos, estos artistas… eran cristianos, cristianos creyentes. Pero esta imagen de la serpiente femenina también aparece en las iglesias —grandes e importantes— como este relieve de piedra en la pared de la catedral de Notre Dame e incluso el techo de la Capilla Sixtina, de Miguel Ángel. Entonces, esta naga —esta mitad mujer, mitad serpiente— ¿para ustedes se parece a Satanás? Claramente, las interpretaciones infundadas de los cristianos modernos no son las mismas que las de los cristianos predominantes de aquellos tiempos.

Ahora, la adaptación moderna de Génesis 3 proviene de sacerdotes babilonios de alrededor del año 450 a. C. Dos veces dice que la serpiente fue creada como un animal salvaje y dice que fue maldecida para arrastrarse sobre su vientre «todos los días de su vida». Así que también es un animal mortal. No poseída por Satanás, sino actuando por su propia cuenta, porque era más inteligente que las otras bestias, y por eso fue maldecida. Tampoco puede ser el Señor de las Mentiras, porque si recuerdan, en esa historia la serpiente fue la única que dijo la verdad, mientras Dios mintió. E incluso si combinamos todas estas fábulas inconexas en una sola narrativa, el libro de Job aún viene después de Génesis, y allí dice que Satanás camina, no que se arrastra sobre su vientre o come polvo. Hecho: Satanás es un siervo de Dios. Se muestran como si fueran amigos que nunca tuvieron una pelea, lo que ni siquiera sería posible si Satanás hubiera sido antes la serpiente. Este es también el único momento en que Satanás hace algo malo, y solo lo hace bajo la voluntad de Dios porque hizo una apuesta con un ser omnisciente. ¿Y la única excusa de Dios para eso? El Diablo lo obligó a hacerlo.

Amén de eso, ¿qué es lo peor que hizo Satanás? Trató de razonar con Jesús. No intenten usar la razón con esta gente, lo consideran maligno. ¿Alguna vez trataron de razonar con una persona religiosa devota, que cree que Dios piensa que ella es realmente especial, y que realmente escucha la voz de Dios hablándole? Por eso estamos agrupados junto con los satanistas. Dios y Satanás no se pelearon hasta el libro de Zacarías, y allí Satanás sigue siendo un agente de Dios, y no solo está parado a la diestra del ángel de Dios para acusar a Josué, porque ese es realmente Satanás: «ha-satan», el acusador. «Diabolos». Creo que «ha-satan» es el enemigo, y «diabolos» es el acusador. Y esta idea está basada en el concepto zoroastriano de Ahriman el adversario, también conocido como Angra Mainyu, y esta es en realidad la deidad patrona de los satanistas de Oklahoma.

El zoroastrismo es la religión monoteísta más antigua. El profeta persa Zoroastro estableció esta religión al menos por el siglo VI a. C., si no antes. Antes del desarrollo del judaísmo rabínico. Antes de eso, las religiones del antiguo Israel eran politeístas, y de acuerdo a la Enciclopedia Judía la mayoría de los eruditos —tanto judíos como no judíos— opinan que el judaísmo fue fuertemente influenciado por el zoroastrismo con paralelos sorprendentes aparentemente adaptados por cada creencia abrahámica de allí en adelante. Lo que significa que los cristianos y musulmanes, ambos adoptaron teología del profeta de un dios diferente. Y una de las ideas que se originan con Zaratustra (Zoroastro) fue la noción del castigo y la condena póstumos. Los hombres justos ascenderían al reino de la justicia y la verdad bajo el sabio señor Ahura Mazda, mientras los hombres malvados descenderían al reino de la mentira gobernado por Ahriman el adversario, también conocido como «ha-satan». El Satanás. Y esta descripción del inframundo no solo fue la primera literatura en toda la historia en hacer referencia a un juicio eterno después de la muerte, también se decía que estaba poblado por devas malignos.

Esta no es la forma en la que la Biblia describe el Infierno. Esta representación proviene del Infierno de Dante y obras posteriores que en películas y cosas así, muestran al Diablo gobernando sobre el Infierno. Pero eso no es lo que dice la teología cristiana. Según las Revelaciones, Jesús es quien aplasta a los incrédulos en el sangriento lagar. Pero todos piensan que hay un demonio castigando pecadores en el Infierno como si fuera un carcelero trabajando para Dios. Pero mirando esta imagen, y cualquier otra representación del infierno de Hieronymus Bosch en adelante, todo me parece completamente inútil y estúpido. Ningún ser superior construiría un infierno ni lo mantendría, no aprobaría el tormento como castigo y no permitiría un castigo eterno por ninguna razón. Ningún dios digno de adoración permitiría condenar a nadie de acuerdo a si «creyó» o no. Este no es el criterio de nada que realmente exista. Este es un requisito de mentirosos que quieren que creas que es real porque ellos mismos lo quieren creer —no pueden mantener su propio delirio si te permiten cuestionarlo— o porque no pueden ejercer fuerza si no pueden evocar miedo.

Varios cristianos me han dicho —mucho después de que rechazaran sus creencias religiosas— que se aferraban a este persistente miedo al Infierno. Pero honestamente, el Infierno fue una de las primeras cosas de las que desistí porque no tenía ningún sentido ni tampoco el Diablo. Si Satanás es enemigo de Dios, entonces, ¿cuál es su motivación? Esa fue la primera pregunta que hice cuando era un niñito y mi madre me habló por primera vez de Satanás. Porque incluso después de escuchar todas las excusas cristianas tratando de justificar a este tipo, él todavía es el personaje más increíblemente unidimensional del que he oído hablar. Los cristianos no han pensado en esto. Solo miren… ¿De verdad creen que hay un demonio… que ha existido durante miles de años… y nunca ha leído ese libro? ¿Y se trata de él? ¿Realmente piensan que si hay un demonio, ese demonio no tendría que saber mucho más sobre todo esto que cualquier cristiano?

Lo que me hace pensar… Bien puede haber un Señor de las Mentiras y tengo la evidencia para probarlo. Porque si hubiera un mal inherente —tal como todos quieren creer— tendría que reunir seguidores para que le llevaran el diezmo. Y gobernaría con «el palo y la zanahoria» con promesas imposibles que no se pueden cumplir sopesadas contra la amenaza de un destino peor que la muerte para todos los que no creyeron, y la herejía también sería condenable. Si hubiera una iglesia del mal sería sentenciosa y prohibitiva, inhibiendo los impulsos naturales de todos sus ahora disfuncionales devotos y sería manejada por reaccionarios prejuiciosos y paranoicos, perpetuamente perpe… perpetuamente persiguiendo a otros, mientras fingen ser perseguidos ellos mismos. Y sin permitir ninguna desviación de sus mandatos, el Señor de las Mentiras restringiría estrictamente toda forma de aprendizaje: los libros serían quemados, la curiosidad aplastada y la ciencia atacada sobre todo, en medio de una guerra perpetua contra todas las demás denominaciones religiosas. Y no lo haría… Vanidad, celos, venganza e ira, serían los apodos de una deidad malvada. Y esto es lo peor de todo: Obligaría a los creyentes a someterse a condiciones irrazonables. Ordenaría cruzadas, iniciaría inquisiciones y llevaría a los aldeanos a cazas de brujas. Protegería y promovería —o permitiría— a abusadores de niños y pederastas, buscando la mutilación genital. Y manipularía a las masas solo para oprimirlas. Cada una de las atrocidades ordenadas por Dios en la Biblia es más demoníaca que divina. No se rindan ante el menor de dos males, rechacen ambos. En una civilización educada, donde la civilidad se basa en la humanidad —en oposición a la superstición y el miedo— los conceptos de Dios y el Diablo son superfluos.

¿Todos saben quién es esta chica? Miren a esta niña. ¿Es esta la cara del demonio, o es la cara de un escéptico que no está comprando tu mierda? El problema es que es la misma apariencia en cualquier caso. Y es por eso que estamos agrupados juntos. Así nos vemos cuando nos damos cuenta de que nos están mintiendo, cuando te das cuenta de que todas las fábulas de la Biblia comenzaron… en los corazones de los primitivos supersticiosos que las inventaron. Es mitología creada por el hombre y no hay verdad en ella. No hay Cielo, ni Infierno, ni tampoco Eden, y no hay un Diablo. Fue inventado por los persas, adaptado por judíos y adornado por los cristianos. Nunca fue la serpiente ni un ángel caído y no puede robar tu alma… ¡porque no tenemos almas! El exorcismo no es real, porque los demonios no son reales, porque la magia no es real. No estamos malditos, no hemos caído. Hemos surgido y no necesitamos salvación porque a Dios literalmente le importa un carajo lo que suceda luego de que mueras porque entonces, ¡ninguno de ustedes existe! No hay un maldito Diablo porque no hay Dios, ¡maldición! ¡Simplemente mueres, y eso es todo!

No eres inmortal. No eres eterno. Y creer lo contrario es menospreciar todo lo que realmente tienes. La vida es preciosa porque es corta y no hay nada después de ella. No hay destino y no hay ningún propósito más que el que le des tú mismo. Si quieres tu vida signifique algo… intenta hacer que la vida de otro sea significativa. —Gracias. Porque independientemente de lo que creas, la historia será nuestro juez. Y deja de esperar y preguntarte sobre alguna promesa póstuma o condenación divina y aprende a vivir y amar la vida.

Dejar un comentario?

1 Comentarios.

  1. Nadie escapa a la inercia del milenario formato mental heredado desde un contrato social con dominación en donde el poder de equilibrio de la minoría dominante sobre la masa se basa en el capital del conocimiento para conquistar y limitar el juicio de las personas. El panorama general indica que estamos en un largo proceso de liberación y soberanía sobre nuestro cuerpo y formato mental, y seguiremos repitiendo los patrones hasta no actualizar el sistema educativo, que crea un gran mapa mental con pocos canales de aplicación en los territorios de la realidad del bien común lo que limita la práctica de socializar y desarrollar el sentido de la empatía que es fundamental para la comunicación humana y las relaciones. El uso creativo de la mente debe poseer varios lenguajes de expresión para desarrollar la naturaleza del Ser y reconocer los valores comunes que dan riqueza y valentía en el sentido de poseer una seguridad intrínseca que no se consigue en el mercado. En términos generales la mente debe estar preparada para transformar la simulación y ficción mental y consumarla como materia prima en la realidad con la voluntad del actor de las miles de caras llamado YO.
    Los instrumentos de manipulación se basan en la descomunicación y el desconocimiento de los aparatos de la realidad que se encuentran al servicio del colectivo delegando la responsabilidad a una cabeza manipulable y decapitable que sin ella no puede ejercer el poder, esta delegación de responsabilidad actúa en diferentes dimensiones que llega hasta el cuerpo de la palabra, la ley, o el conocimiento para justificarlo. Si el espacio se deja libre los parásitos programados entran en él, hoy lo vemos con la lógica corporativa plutocrática sobre la lógica estatal

    Esta debilidad del juicio se corresponde a la lógica del aprendizaje durante el formateo de la mente en donde nos disponemos pasivamente y con curiosidad, a ser inoculados desde un espacio reconfigurado como de poder superior y de seguridad, en este espacio se creó un ente exógeno rectificador, absoluto e intocable como representación del juicio colectivo que nos conforma y el que nos da pertenencia. La condicionalidad conforma los simulacros de sentirnos comunicados y relacionados. Así pasamos de experimentar el amor condicional enfrentándonos desde lo que debería o debe ser con lo que realmente es bajo la ilusión de las palabras, pasamos de hablar con imágenes mentales de nosotros y de personas a escuchar a personas reales.

    Básicamente la manipulación consiste en utilizar la forma de entendimiento ya asentada y poner un símbolo sobre una verdad común con un relato, objetos de poder y diferencia, tribus, normas, logros de éxito, amigos y enemigos convenientes, cualquier contacto con el hilo de la telaraña activa la defensa del símbolo y su relato por sobre la verdad que representa y de cuyos efectos positivos de cohesión son los suficientes para todos los puntos de contacto, más cuando se han conseguido los logros de bienestar y felicidad condicionados pero aceptados y convenidos como completos, y en este punto, creyentes y no creyentes pueden coincidir plenamente.
    El caos mental por la falta de empatía que es la generadora de complejidad psicológica busca una natural rectificación en el conocimiento, el arte y la ciencia son los causes correctos mientras se experimentan las relaciones sociales cuyo fruto es la percepción afinada de las semillas de los caminos positivos y negativos que fundan nuestra ética, ya que la inercia de la liberación impone un enfrentamiento con los estados rechazados, desconocidos y que por lo tanto son no pensados y compensados con simulaciones que pueden ser cercanas efectivas o totalmente incorrectas no aplicables a la realidad en sus efectos claros negativos.
    El pensamiento científico ha contribuido con la ecología en el uso de la mente que da seguridad en el control de la materia descartando lo no útil, pero aún así se sigue cayendo bajo el influjo de las ideas cuando el conocimiento de la mecánica del escenario, incluido el de nuestro cuerpo, se empodera por sobre la voluntad compensando el caos no resuelto de los procesos anímicos, eligiendo el camino del héroe desconcentrando así el foco de solución colectiva. La debilidad del juicio crea un estado bipolar al de libertad que es el opresor-oprimido, cuestión que todos poseen en mayor o menor medida.
    La violencia en el rompimiento con el poder dominante es una reacción natural que debe enfocarse en el cambio de las ideas parásitas de división y rebeldía provistas por los medios de comunicación que son los pigmeos reducidores de consciencia, y no ejercer la fuerza sobre las personas que son poseídas por ellas.

    Debemos enfocarnos en transformar la estructura sin romper la cohesión existente y tememos la tecnología y un gran alumnado que puede participar del proceso histórico en la constitución de una plataforma con inteligencia artificial nacional que ordene y limite, por ejemplo, las operativas judiciales, periodísticas, políticas, comerciales, configuración de una moneda virtual basada en la energía, anulación automática de iniciativas que afecten a la población, etc, las posibilidades son infinitas, corresponde al Conicet dar esa iniciativa aunque es posible solo con organización que ellos vengan a nosotros. La información en tiempo real al alcance de todos haría reducir considerablemente la influencia mediática en el uso de la información y hacer participar a la población en la práctica del uso del poder en el metro cuadrado que le corresponda. Sería un hermoso principio de descolonización, por supuesto, justo a un cambio radical en el sistema educativo que entierre para siempre el formato mental caduco.

Deje un comentario

NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>