Algo viejo en el corazón del nuevo sistema de escrutinio

El pasado sábado 20 de julio de 2019 la Dirección Nacional Electoral, el Correo Argentino y la empresa venezolana Smartmatic realizaron un simulacro de transmisión de telegramas. A pesar de ser la tercera prueba de este tipo, fue la primera vez que se permitió cierta participación a los partidos políticos y al periodismo. Amén de las dudas sobre la robustez y la confiabilidad del sistema, de repente empezaron a aparecer en los medios de prensa tres siglas de naturaleza técnica: TIFF, PNG y PDF (ver notas de Perfil.com y de Ámbito Financiero). ¿Qué tienen que ver estas siglas con la transmisión de los resultados para el escrutinio provisorio? ¿Hay algo viejo metido en el corazón del nuevo sistema?

Sistema de transmisión de telegramas
Imagen: Filo News

El novedoso sistema de transmisión de telegramas para el escrutinio provisorio que el Gobierno argentino impulsa desde fines de 2018 consiste en la digitalización de los telegramas mediante el uso de un escáner y su procesamiento y transmisión hacia el centro de carga mediante una netbook, todo esto desde cada escuela en donde se vote. Una vez en el centro de carga, los telegramas son visualizados en una pantalla por operadores (data entries) que tipean los resultados en el sistema que luego realiza la totalización y la publicación. (Para un detalle del procedimiento de escrutinio, vea el artículo «Cómo se cuentan los votos en las elecciones argentinas»).

La historia de los telegramas

Originalmente, los datos resultantes del escrutinio de cada mesa se transmitían para un conteo rápido mediante el sistema de telégrafo. Eran verdaderos telegramas enviados a través del correo (inicialmente la Dirección General de Correos y Telégrafos, que se convertiría luego en la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos, transformada en la Empresa Nacional de Correos y Telégrafos S.A. en 1992).

Con el advenimiento de las tecnologías digitales, el telegrama fue reemplazado por el fax. En las elecciones, el presidente de mesa seguía elaborando el documento llamado «telegrama» y entregándolo al empleado del correo, quien se dirigía a la dependencia correspondiente, pero este era enviado al centro de carga central ya no mediante el telégrafo, sino usando un dispositivo de fax. En el otro extremo de la transmisión, un aparato similar imprimía la imagen del documento original.

En el año 1997 se contrata a la empresa española INDRA para realizar el escrutinio provisorio en las elecciones nacionales. Con su llegada, se reemplaza el sistema de recepción de faxes utilizando un sistema informático en vez de los aparatos impresores de papel. A partir de allí se digitalizaron tanto la recepción como el procesamiento de los llamados «telegramas». Esta operatoria se mantuvo hasta las elecciones presidenciales del año 2015 inclusive.

En el año 2017, siempre con INDRA a cargo del proceso de escrutinio provisorio, se reemplaza el sistema de envío mediante faxes por un sistema informático que utilizaba como medio físico para la transmisión la red privada de Correo Argentino S.A. Los «telegramas» eran escaneados en los centros de recepción del correo y luego transmitidos usando un sistema informático hacia el centro de carga de dato.

Sistema nuevo, formato viejo

A fines del año 2018 el Gobierno decidió modificar el sistema de transmisión de los «telegramas», realizando su envío directamente desde cada uno de los centros de votación (escuelas). Para esto, el Correo Argentino contrató a la empresa venezolana Smartmatic, a quien por un lado se le alquiló (por más de 1,3 millones de dólares) el software para realizar el escaneo del documento en papel y la transmisión de las imágenes hacia el centro de carga (el que se ejecuta en cada una de las netbooks). Además, también se adjudicó a la misma empresa la tarea de carga (tipeo) y totalización de los resultados (por casi 17 millones de dólares).

En el simulacro de transmisión y escrutinio provisorio realizado el 20 de julio de 2019 por primera vez los fiscales informáticos de los partidos políticos pudieron interrogar al personal técnico del Correo Argentino y de Smartmatic sobre el funcionamiento y las características del nuevo sistema (sí, apenas 21 días antes de las elecciones PASO presidenciales). Veamos a continuación algunos fragmentos de dichas conversaciones.

Claramente, los técnicos reconocen que las netbooks de las escuelas transmiten la imagen del telegrama en un archivo con formato TIFF y luego de recibido este es transformado en un archivo con formato PNG. Más adelante entraremos en detalle sobre qué significa esto.

Aquí el técnico de Smartmatic confirma lo antedicho y añade una nueva precisión: el archivo TIFF es finalmente transformado en un archivo PDF «para poder ser presentado» (la alusión anterior al formato PNG quizás haya sido un error). Este archivo es el que finalmente se muestra a los operadores de carga que tipean los valores que se ven en la imagen del «telegrama» en el sistema de escrutinio, y el que finalmente se publica.

Ante la pregunta más que razonable de por qué no se permite a los partidos políticos acceder a los archivos TIFF tal como son recibidos desde las escuelas (antes de ser transformados en PDF), la respuesta del Secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior Adrián Pérez es «porque está hecho así».

Transformar el archivo TIFF enviado desde las escuelas en un nuevo archivo con formato PDF impide la trazabilidad y cualquier control de integridad posterior por medios informáticos: si bien la información visual contenida en ambos archivos puede ser similar, digitalmente (en términos de unos y ceros) se trata de archivos completamente diferentes. ¿Cuál es la necesidad de realizar dicha transformación en los servidores del Correo Argentino? ¿Por qué las netbooks no transmiten directamente un archivo PDF desde las escuelas (algo que hasta sería más eficiente en términos de uso de ancho de banda)?

Sobre los formatos TIFF y PDF

TIFF (Tagged Image File Format) es un formato utilizado para representar imágenes originado en 1986 y definido completamente en 1992. Diseñado originalmente para su uso en escáneres, fue adoptado como un estándar en los sistemas de fax. Se trata de un formato prácticamente en desuso fuera de la industria gráfica. ¿Cuál sería la razón por la que alguien decidiría usarlo en un sistema como este, en el año 2019?

PDF (Portable Document Format) es un formato utilizado para representar documentos que contengan texto e imágenes. Diseñado en 1993, continúa siendo actualizado y su uso está ampliamente generalizado, soportando medidas de seguridad como cifrado y firma digital. La mayoría de los escáneres modernos tiene la capacidad de producir archivos PDF. De hecho, el modelo de impresora multifunción utilizado en las escuelas como parte de este nuevo sistema (HP LaserJet Pro M426fdw) puede digitalizar los «telegramas» generando directamente un archivo PDF, pero no tiene la capacidad de generar imágenes en formato TIFF (esto debe hacerse mediante software corriendo en la netbook).

Preguntas sin respuestas

El formato TIFF está casi en desuso. No es eficiente para la transmisión de imágenes por Internet. No es soportado por los escáneres utilizados para digitalizar los telegramas. ¿Por qué sin embargo se ha decidido usarlo en este nuevo sistema?

Los escáneres utilizados pueden generar archivos PDF. Las netbooks también podrían hacerlo. Usar en la carga de datos y en la posterior publicación de los «telegramas» exactamente el mismo archivo (obviamente, en el mismo formato) que fue generado y transmitido en las escuelas podría permitir la trazabilidad completa a lo largo de las distintas partes del sistema. ¿Por qué se elige hacer esta conversión luego de recibidos los «telegramas» en el centro de carga del Correo Argentino? ¿Por qué no se da acceso a los partidos políticos a los archivos originales transmitidos?

Analizando un archivo PDF resultado de la transmisión de un «telegrama» durante el último simulacro, puede verse además que la imagen contenida en el mismo tiene una resolución de 150 DPI (puntos por pulgada), llamativamente baja para el tipo de información que debe representar, como puede apreciarse en la siguiente imagen.

Estas preguntas no tienen ninguna respuesta razonable desde el punto de vista técnico. Funcionarios del Ministerio del Interior y del Correo Argentino responden «porque está hecho así» o, más llamativamente, «esa modificación ocurrió siempre, incluso en tiempos del kirchnerismo». ¿No es acaso un sistema nuevo el que se está implementando?

Una posible explicación

El uso de imágenes en formato TIFF con una resolución de 150 DPI rememora inmediatamente a los sistemas de fax. Y el «siempre se hizo así» de los funcionarios es esclarecedor. Si bien se trata de un nuevo sistema, en el que los «telegramas» se transmiten por Internet desde las escuelas y para el que se ha contratado a una empresa diferente a la histórica INDRA, se sigue intentando emular el sistema de fax. Una posible explicación de esto (de hecho, la única que se le ocurre al autor) es que se quiera mantener el componente del sistema que recibe los «telegramas» y que los «encola» para su posterior procesamiento por parte de los data entry.

De ser así, parece ser importante mantener este viejo y ya innecesario componente del sistema de escrutinio. Esto se hace a costa de generar varias complicaciones técnicas, de la pérdida de transparencia sobre cómo son tratados los telegramas, de la posibilidad de adulteración (ya sea de los valores o de la calidad de la imagen) y de las dudas de cómo se realiza el «encolamiento» que determina el orden en que estos son luego procesados.

¿Qué dice la Justicia?

Según el anexo de la acordada especial número 3 del 26 de enero de 2017 de la Cámara Nacional Electoral (máxima autoridad judicial en la materia):

El programa de escrutinio provisorio, incluyendo sus códigos fuente, y los demás componentes de software que eventualmente estuviesen involucrados en los procedimientos de digitalización, transmisión, carga, totalización y difusión de resultados provisorios, deberán ponerse a disposición de las agrupaciones políticas que participen en los comicios con la mayor antelación posible y al menos treinta (30) días antes de la fecha del acto electoral.

En las elecciones legislativas de 2017 esto no se cumplió, y por lo visto, en estas elecciones presidenciales tampoco se cumplirá. Si se respetara lo que ordena la Cámara Nacional Electoral deberíamos conocer todo el sistema. De esta forma entenderíamos, entre otras cosas, cuál es la función de este componente antiguo que ponen tanto empeño en conservar.

Dejar un comentario?

4 Comentarios.

  1. Javier, esto huele mal !!!, usamos formatos viejos, tecnologías viejos para un trabajo que debería ser por lo visto, mas que sencillo. esto, teniendo en cuenta la orientación política de la gran mayoría de los empleados del correo, es hasta ilógico para el gobierno, no da transparencia alguna, no especifican si los TIFF de los telegramas van a ser resguardados ni nada por el estilo.

  2. Muy valioso tu aporte.
    Lamento muchísimo cuando pretenden descalificarte desde un partido u otro.
    Tu trabajo me parece impecable.

  3. Pero.. disculpas por la ignorancia, ¿esto no se licitó? ¿No decía en que formato debía enviarse?
    Gracias!

Deje un comentario

NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackbacks y Pingbacks: