Aniversario de la noche de los bastones largos

Con motivo de cumplirse cuarenta años de la triste «noche de los bastones largos«, el Profesor Jorge Aguirre, docente e impulsor de las carreras de ciencias de la computación de la UNRC, ha escrito un excelente artículo que ha sido aprobado por el Consejo Directivo de la Facultad de Cs. Exactas, Fco-Qcas. y Naturales de dicha Universidad.

Facultad de Ciencias Exactas de la UBA

El «profe» Aguirre es, además de un gran conocedor del sistema universitario y de su historia, un incansable luchador por la educación pública y de alto nivel en la Argentina.

Vale la pena revisar la historia, como se ha dicho muchas veces, para no volver a repetirla.

A cuarenta años de un gran retroceso de la Universidad Argentina: la
Noche de los Bastones Largos

Por Jorge Aguirre

Introducción

En 1966 el sistema universitario argentino vivía un acelerado proceso de desarrollo, investigadores argentinos se formaban en el exterior y luego regresaban a sus grupos de investigación, dos universidades habían desarrollado prototipos de computadoras, la cantidad de publicaciones argentinas en medios internacionales crecía rápidamente, se habían inaugurado los primeros edificios la Ciudad Universitaria de la UBA y la universidad realizaba importantes transferencias a variados sectores productivos y de gestión. Sin embargo la noche del 29 de Julio de 1966, luego llamada Noche de los Bastones Largos, la dictadura de Onganía intervino a todas las universidades nacionales y, sin comunicación previa de la intervención a las autoridades, su policía desalojó a bastonazos la cede de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos de Aires. Fueron golpeados autoridades, profesores (incluso un visitante estadounidense) y alumnos. La indignación provocó una renuncia masiva de destacados docentes e investigadores y ese floreciente período de la Universidad Argentina quedó trunco. Aquí se resumen los antecedentes, las causas y las consecuencias de este aciago suceso, que aún se proyectan sobre la situación académica actual.

Antecedentes

Al comenzar el siglo XX el sistema universitario argentino estaba conformado por la Universidad de Córdoba, una de las más viejas de la colonia y la Universidad de Buenos Aires. Por esa época, se incorpora la Universidad de La Plata, que tuvo un importante desarrollo en Ciencias Exactas a partir de la incorporación de varios destacados científicos alemanes. Las universidades habían pasado de depender de la Iglesia a depender del gobierno, que decidía las designaciones de profesores y las cuestiones académicas fundamentales. Su organización respondía a la ideología imperante que las veía destinadas a formar la reducida elite dominante de un país agro exportador.

En 1918, durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen, en la ciudad de Córdoba nació un importante movimiento estudiantil, que en contraposición a esa ideología, veía a la Universidad como promotora de progreso y cambio social y propiciaba importantes modificaciones en la estructura universitaria. Este movimiento adquirió el nombre de «Reforma Universitaria». Los cambios deseados se basaban en los siguientes principios básicos: a) la autonomía de las universidades del poder político; b) El gobierno de las mismas por órganos integrados por representantes de tres claustros: el de docentes, el de graduados y el de estudiantes; c) La provisión periódica de los cargos docentes mediante concursos públicos; d) La libertad de cátedra, que daba total libertad de pensamiento y difusión a los que ganaran la titularidad de una cátedra, permitiendo la coexistencia de cátedras paralelas con distintas orientaciones ideológicas o académicas; e) La asignación por parte del estado de presupuestos que permitieran el adecuado funcionamiento universitario. Luego de una larga huelga y gran movilización que se extendió a otras universidades. los estudiantes lograron la promulgación la «ley de Reforma Universitaria» que consagra los principios enunciados.

La Reforma Universitaria -que en cierta forma anticipó el mayo francés del 68- dio a las universidades argentinas una estructura sumamente moderna que permitió su desarrollo e integró a todos los sectores universitarios en la responsabilidad de su conducción.

Las guerras que devastaron Europa del 36 al 45, Habían enriquecido las universidades argentinas con la incorporación de importantes científicos europeos. La radicación previa de Rey Pastor en la Argentina, primero como profesor de la Universidad de Rosario y luego de la UBA, había dado origen a la Escuela Matemática Argentina a la que se integraron inmigrantes ilustres como Beppo Levi -en la Universidad de Rosario- y jóvenes brillantes como Luís Santaló, Manuel Balanzat y Mischa Cotlar en Buenos Aires.

Hacia 1957, el gobierno militar del Gral P. E. Aramburu, que había derrocado en 1955 al gobierno constitucional justicialista del Gral. Juan Domingo, antes de iniciar el proceso electoral con el que se elegiría un gobierno civil, con la proscripción del justicialismo, las universidades, que estaban intervenidas, fueron normalizaron eligiendo sus autoridades según la ley de la Reforma. Las autoridades universitarias electas incluían a brillantes intelectuales, que iban a impulsar una progresista e importante transformación.

Al gobierno de Aramburu siguió el del Dr. Arturo Frondizi, que ganó las elecciones de 1958. Los votos del proscripto Justicialismo decidieron el triunfo de Frondizi. El nuevo gobierno civil apoyó el desarrollo de las universidades nacionales, que continuaron el camino iniciado en el 57, aunque su gestión se vio progresivamente limitada por la falta de apoyo propio y por el constante cuestionar de los militares, mientras crecía clandestinamente en tamaño y organización el movimiento justicialista.

Dentro de la transformación universitaria iniciada en el 57 se destacaron importantes proyectos de desarrollo de las Ciencias Exactas y la Ingeniería. Resulta emblemático el de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA cuyo Decano era el Dr. Rolando García y cuyo Vicedecano era el Dr. Manuel Sadosky. La Facultad creció rápidamente: se ejecutó un importante proyecto de formación de recursos humanos, se consiguió equipamiento e infraestructura y se incrementó notablemente la planta de docentes-investigadores (planta que se calificaba con el retorno de los que partían a realizar estudios de posgrado en el exterior) y se propició la dedicación exclusiva. En este contexto de ebullición académica también iba a ingresar la primera computadora en la Academia rioplatense, la legendaria Clementina.

El Dr. Sadosky en 1958 inició los trabajos de implantación de la Computación en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, e impulsó la adquisición una computadora. Se seleccionó a una Ferranti que llegó al país en 1960 y fue instalada en el flamante Pabellón I de la Ciudad Universitaria en construcción. La Computadora recibió el nombre de Clementina. Sus dimensiones sorprenden hoy: ocupaba toda una sala, estrictamente acondicionada; pero su memoria principal tenía sólo 1 K palabras de 48 bits. Como memoria secundaria tenía tambores magnéticos y la entrada/salida se realizaba mediante cinta de papel perforada, impresora, consola y un parlante con el que deslumbraba tocando algunas oberturas. Contaba con un compilador de un lenguaje orientado al cálculo, Autocode, con el que se iniciaron las primeras camadas de programadores argentinos. En 1962 Sadosky fundó el Instituto de Cálculo, que dotado de la nueva herramienta, se ubicó en la primera línea del acelerado desarrollo de la Facultad, mandando a varios de sus jóvenes integrantes a realizar estudios al exterior y alcanzando masa crítica y reconocimiento rápidamente. Clementina permitió iniciar investigaciones de desarrollo de software de base, de desarrollo de periféricos e interfaces, de matemática aplicada y permitió realizar transferencias en distintas áreas.

En la Facultad de Ingeniería de la UBA también se constituyeron grupos de investigación y desarrollo en Computación y el Ing. Humberto Ciancaglini fundó un grupo de electrónica digital que llegó a diseñar y construir un prototipo de computadora, que fue llamada CEFIBA (1962). En la Universidad Nacional del Sur también se iniciaron trabajos en Computación digital y el grupo del Ing. Jorge Santos llegó a construir una computadora denominada CENUS (1962) a la que sólo le faltó (por falta de presupuesto para construirla) la memoria suficiente para que pudiera funcionar.

El proceso vertiginoso de avance de la estructura científica de los años de 1958 a 1966 fue acompañado por una gran politización estudiantil, mientras que el poder político de la cúpula militar crecía y cuestionaba constantemente las acciones del gobierno nacional, a través de lo que en la época se conoció como «planteos militares». Finalmente, en 1962, el Dr. Arturo Frondizi fue conminado a renunciar y ante su negativa apresado y mantenido prisionero en una isla. Se implementó una parodia de gobierno civil, bajo control de los militares y finalmente, luego de una cruenta confrontación de dos bandos militares se llamó en 1963 a elecciones nacionales, de cuyo proceso nuevamente se excluyó al movimiento justicialista.

En las elecciones de 1963 resultó electo presidente el Dr. Arturo Illia. Durante la presidencia de Illia, continuaron los planteos militares, también las presiones del justicialismo y de otros movimientos populares antiimperialistas. Particularmente los estudiantes lucharon por un mejor presupuesto universitario y también tuvieron importante participación en la resistencia al envío de tropas argentinas para participar en la invasión de Estados Unidos a Santo Domingo en abril del 65. Finalmente los militares depusieron a Ilia y asumió la presidencia el comandante del ejército, Juan Carlos Onganía. Los estudiantes fueron el sector que más se opuso a la nueva dictadura militar. En este contexto, sin el apoyo de otras fuerzas populares y en la mira de la dictadura, los días de aquella Universidad estaban contados.

La Noche de los Bastones Largos

El 29 de julio de 1966, Onganía firmó el decreto de intervención a las Universidades Nacionales. Esa Noche de los Bastones largos, así llamada por los largos bastones que utilizó la policía, sin que las autoridades universitarias fueran notificadas de la intervención, fuerzas de asalto policiales irrumpieron a bastonazos en la vieja sede de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA -hoy Manzana de las Luces- en la que deliberaban autoridades, profesores y estudiantes. Nadie escapó a los bastonazos y muchos fueron detenidos, incluso un profesor visitante estadounidense.

Consecuencias

Indignados y convencidos de la imposibilidad de continuar el proyecto académico numerosos profesores renunciaron de inmediato. Así, se inicio el éxodo de nuestros más destacados investigadores en Ciencias Exactas. El proyecto había sido truncado, un sablazo había cortado el hilo de su historia. Después de una prolongada clausura la Universidad reabrió sus puertas, mientras renacían las protestas estudiantiles, su represión y las detenciones. Era otra Universidad. La policía ocupaba puertas y pasillos. Estaban prohibidas las reuniones y en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA en algunas disciplinas, paradigmáticamente en Computación, casi no quedaban profesores formados. Algún tiempo después, Clementina también dejaría de funcionar, exhausta ante la falta de mantenimiento, el centro en que naciera la computación argentina pasaría muchos años sin ninguna computadora.

La Noche de los Bastones Largos no fue el único suceso que truncara o intentara truncar importantes proyectos científico tecnológicos en muestro país, también lo fueron: Como un anticipo de ella, pocos años antes, en 1962, el instituto Malbrán, que bajo la dirección Dr. Ignacio Pirosky se había convertido en un centro de excelencia en Microbiología, al que se había integrado el Dr. Cesar Milstein luego de terminar su pos doctorado en Inglaterra, fue intervenido y dejado cesante su director; como consecuencia Milstein, carente de proyecto local, regresó a Inglaterra donde iba a obtener luego el premio Nobel. También lo fue la cesantía del Dr. Bernardo Houssay (fundador de la Escuela Argentina de Fisiología también galardonado con el Premio Nobel) antes del gobierno de Perón y luego su jubilación obligada durante el mencionado gobierno, que previamente lo restituyera en sus cargos y funciones. Más tarde durante el neoliberalismo de los 90 el deterioro de la Comisión Nacional de Energía Atómica que fue dividida (separándose producción de investigación) y en la que se implementó un plan de retiro voluntario que alentaba a retirarse a sus investigadores. Otros desgraciados ejemplos, de este período, son la desaparición del Programa Argentino Brasileño de Informática y de la Escuela Superior Latinoamericana de Informática.

Al rememorar el 40 aniversario de la triste “Noche de los Bastones Largos«, hagamos votos porque en nuestra Argentina, como lo es en Brasil y los países de mayor desarrollo, el impulso de la Ciencia y la Tecnología al servicio del pueblo, constituya una Política de Estado, que nos libre de volver a ver, cómo importantes logros son sacrificados en aras de mezquinos intereses o ineptitudes.

Dejar un comentario?

15 Comentarios.

  1. Benny2K » A 40 años de “la noche de los bastones largos” - pingback on 29 de julio de 2006 @14:13
  2. hola buen dia. somos estudiantes de la fac de economia de la universidad nacional del comahue y queriamos consultar a cerca de peliculas que traten sobre la noche de los bastones largos, con el fin de poder compartirlas en un cafe debate sobre el mismo. desde ya muchas gracias

  3. muy buena la paginaa!!!.

    somos de un colegios de Misiones y estamos haciendo un trabajo sobre la Noche de los Bastones Largos, en cual decidimos ingresar a esta pag que pudimos encontrar todo lo que necesitabamos!, sin concurrir a otra pag..

    FELICITACIONES POR SU PAGINA!!!!

  4. Muy bueno el artículo sobre los hechos, pero quisiera entra en la mente de esa gente,para conocer cuales eran sus ideas de una patria grande, que los movía a tan descabellada actitud de destruir,de no dejar avanzar tecnológica y cientificamente al país.Quisira saber que tabú, que miedo los llevaba ha realizar tremenda tarea de destruccion sistemática de la eduacación en todos los niveles de Argentina. Perdonen la redacción lo que vale es la idea.

  5. Birolo Claudia

    ¿qué sucedión en la noche de las capas negras?
    Soy docente y escuche la información a medias y no logré enterder de que se trataba
    gracias

  6. Amelia Fernandez

    Es muy interesante el artículo, pero creo que relata lo que pasó sólo en Exactas que fué sin dudas la que más trascendió.
    Quiero agregar que también entraron en Filosofía, en av. Independencia y en Arquitectura,dónde no había muchos estudiantes porque era día de entrega y la mayoría llegaba a última hora. La facultad funcionaba en los pabellones de la exposición del Sesquicentenario, entre la facultad de Derecho y el Italpark.
    La policía entró con los caballos y subió por la rampa hacia el entrepiso donde funcionaban los talleres. Apalearon al Decano, violaron los armarios donde guardábamos los tableros y golpearon a los que encontraban a su paso.
    Nuestros docentes abandonaron las cátedras.Nos quedamos sin profesores y un año a mitad de camino. A partir de ese momento comenzó la resistencia, pero el nivel de la enseñanza ya no fué el mismo.

  7. Hola:

    Muy buen artículo. Deseo agregar que en Ciencias Exactas de la UBA se arrojaron gases vomitivos y lacrimógenos.

    Mi epreciación personal es que todos estos sucesos, y los que vinieron después, sirvieron a un propósito: Argentina agropecuaria, Brasil industrial. Este modelo de país viene desde la Revolución de Mayo; vender productos agrícola-ganaderos de bajo valor agregado y comprar en el exterior los productos manufacturados de alto valor agregado, al principio ingleses. Con altibajos, esa fue la lucha durante nuestra corta historia.

    Lo primero que había que hacer era eliminar a la clase pensante y capacitada.
    Después hubo que «aniquilar» a quienes podían oponerse al proceso y alertar a la opinión pública. De allí los «desaparecidos».
    El siguiente paso fue la destrucción de la banca minorista. Obligaron a transformarse en bancos a las cajas de créditos y cooperativas, desembocando inexorablemente en la crisis bancaria, en la que cerraron de una vez unas ciento cincuenta entidades (cerca de 1980). Esto con el fin de quitar el crédito a los talleres y pequeñas o medianas empresas.
    El complemento fue la apertura indiscriminada de la importación.
    Como el último gobierno militar no se atrevía a seguir con la liquidación de las empresas públicas, algunas de importancia estratégica y fundadas por militares nacionalistas, un «guiño» oportuno y… Malvinas. Luego la caída estrepitosa de todos los gobiernos militares de Latinoamérica. Ya habían cumplido hasta donde podían.
    La liquidación definitiva de la industria vino después, con un gobierno civil traidor.

    Para mí es esta la explicación que solicita otro comentarista. Los resultados están a la vista.

    Fui alumno de la licenciatura en matemáticas, en la UBA, y presencié el proceso desde la Mesa de Dinero del Chase Manhattan Bank, N. A. y en la Auditoría del Banco de Intercambio Regional S. A., los dos últimos años de mi carrera. Fui bancario desde el 19 de abril de 1969 hasta el 2 de abril de 1980.

    Mis saludos a todos.

  8. hoy, 29 de julio, estamos con el centro de estudiantes de la UTN de San Francisco (Cba) haciendo los preparativos para conmemorar este episodio tan oscuro en la historia de la educacion superior nacional. es un hecho vergonzoso para recordar, pero no creo que se deba mantener en secreto (menos para los estudiantes universitarios como nosotros). yo personalmente adquiri conocimiento de este hecho hace dos semanas y conozco gente q egreso de la universidad sin tener conocimiento de ello. imaginense, si los universitaros no saben sobre esto, q se puede esperar de la gente ajena a la universidad.

  9. la noche de los bastones largos, se hizo para limpiar nuestras facultades de la subversion y las ideas comunistas que implataban a los jovenes universitarios. Porque siempre cuentan una sola cara de la historia? Hablan de hechos vergonzosos, historia oscura.. Que hay de la otra historia? La cantidad de muertos inocentes por el TERRORISMO, niños, adolecentes, todo por JOVENES IDEALISTAS q hoy estan en el poder. Por favor, encima ustedes dicen q aprendieron sobre eso, ponganse a estudiar historia de verdad, y lean libros de historia como Ibañez.

  10. Gracias me re sirvio porque tenia que copiar todo asique me sirvio mucho su informacion y me encanta que hagan paginas asi diciendo todo porque cuando las seños mandan a investigar aca en internet esta todo completo asique yo les aviso la nota que me saco gracias a ustedes. M e encanta su informacion y quiero que hagan sobre las cèlulas!! es mi proxima investigacion. Besoss!!

  11. soy del colegio Gral Manuel Belgrano y me encanto porque aca encontre todo y no tuve que ir a otra paginaaa!!!! besotes enormessss!!!

  12. ShenLong Batzaier

    siempre se cuenta la parte mala de la historia y hablando de dictuduras recuerdan los desaparecidos en la epoca militar se juzgo alos que estaban al mando muy se hizo «justicia» ahora aca otro ejemplo recuerdan al señor ragone desaparecio en DEMOCRACIA en el mando de la señora peron sin embargo no s la jusgo xq porque era democracia si cuentan algo cuentan las 2 partes de la historia

  13. ORRIBLE ESTA PAJINA…

  14. muy interesante, me sirvió de mucho esta pagina…

  15. La noche de los bastones largos - pingback on 30 de julio de 2012 @13:26

Deje un comentario

NOTA - Puede usar estosHTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Trackbacks y Pingbacks: